Cuenta una leyenda Egipcia que sobre la tumba de la diosa Isis, se erigía una estatua con el rostro cubierto por un velo negro.

En su base, aparecía cincelada la siguiente inscripción:

“Soy todo lo que fue, todo lo que es y todo lo que será
y mi velo jamás fue corrido por ningún mortal”

Bajo tan enigmático velo se escondían todos los misterios y conocimientos del pasado.

Aquel que consiga destapar el velo, hallará la inmortalidad.

A cada uno le corresponde un velo que descubrir…

Fotografía y texto: Carlos Jiménez / photoAlquimia ©

 

 

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *