AJORÍ

http://www.photoalquimia.com/ajori.htmlPack-Ajori-by-photoAlquimia

Ajori-by-photoAlquimia-00

 

TITOBOWL

http://www.photoalquimia.com/titobowl.html

Pack-Titobowl-by-photoAlquimia

TITOBOWL-photoAlquimia-01

 

SOYTUN

http://www.photoalquimia.com/soytun.html

Pack-Soytun-by-photoAlquimia

SOYTUN-photoAlquimia-04

La mayoría de las veces cuando compramos un objeto, nos deshacemos de su embalaje prácticamente sin darle algún valor, ya que lo importante está en su interior.

Cuando nos planteamos los objetivos que debían de cumplir los embalajes que queríamos diseñar para las diferentes piezas de la línea de diseño “NATURA IMITATIS”, nos dimos cuenta de que estábamos apostando por una sencillez extremadamente compleja. Pero compleja, ¿Por qué?

En el mercado de manufactura del packaging existe una contada serie de fórmulas comerciales industrializadas, dependiendo de la pieza a embalar, si a esto  le añadimos además que el packaging sea respetuoso con el medio ambiente, las posibilidades se minimizan aún más y si finalmente buscas un acabado original y elegante, la tarea se vuelve prácticamente imposible a un precio y tiradas razonables.

Muchos manuales de diseño de packaging, anunciaban hace ya algunos años que el diseño de embalajes en el futuro debería de ser obligatoriamente sostenible con el medio ambiente, una cuestión de aplastante lógica si somos conscientes del progresivo ritmo de consumo, del gasto de materias primas no renovables y de acumulación de basura a lo largo y ancho de nuestro planeta.

Y entonces, ¿Porque es tan complicado hacer un embalaje original, bello y respetuoso con el medio ambiente? Simplemente porque cuesta salir de las opciones que se ofertan en el mercado y si el consumidor no le presta importancia, para qué cambiar las rentables fórmulas de la industria del packaging.

Siendo coherentes con la filosofía “NATURA IMITATIS”, estábamos obligados a diseñar una línea de packaging sostenible con el medio ambiente, lo suficientemente bellos como para que realzaran al objeto que contenían, que se pudieran reutilizar y que soportaran envíos internacionales conteniendo piezas extremadamente frágiles en su interior.

Curiosamente, antes de la profusión brutal de los plásticos en el mercado del packaging, la mayoría de los envases eran ecológicos, realizados en cartón y papel reciclado, cuerdas de fibras vegetales, hojadelata… etc. Investigando el tipo de materiales y la forma de realizar estos envases rescatados del pasado encontramos una posible fórmula para poder hacer reales los diseños de packaging que habíamos ideado.

Una enorme dosis de paciencia y perseverancia, unida a la existencia de algunos comercios de materias primas naturales que han sobrevivido milagrosamente a la manufactura asiática, imprentas de las que todavía se encuaderna a la antigua y un buen grupo de profesionales conocedores de aquellas técnicas de principio de siglo para troquelar, grabar, adhesivar, serigrafiar, remachar y embellecer materias primas tan humildes, han sido fundamentales para poder llegar a realizar estos envoltorios tan sencillos, pero tan extremadamente complejos.

Share Button

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *